El Movimiento Solidarista Costarricense (MSC), realizó el pasado 10 de setiembre la primera jornada de voluntariado solidarista, con el propósito de unir al sector entorno a un programa ambiental, como parte de su responsabilidad social. La meta es que año con año se sumen más y más asociaciones hasta hacer que en ese día se reconozca y sea visible el aporte que el solidarismo le da al desarrollo del país.

SOLIDARIZATE, es el nombre de esta campaña que reunió a miembros de asociaciones solidaristas como ASEDEMASA, ASESONDEL y ASEMOSO. En conjunto con la Municipalidad de Santa Ana, se arborizó el parque conocido como “Parque dos” en el sector norte de Pozos de Santa Ana.

“Este es el inicio de un programa ambiental a nivel nacional, que el próximo año esperamos que cuente con el apoyo de las federaciones provinciales y regionales pertenecientes al Movimiento, así como de las asociaciones solidaristas.

Hemos comenzado plantando árboles como un símbolo de la responsabilidad ambiental del solidarismo. Lo hicimos arborizando un espacio verde que estaba descuidado. Esperamos que el próximo año se sumen más asociaciones solidaristas,” comentó Guido Alberto Monge, Vicepresidente Ejecutivo del MSC.

El compromiso del MSC en temas ambientales, el trabajo en conjunto con la Municipalidad de Santa Ana y el patrocinio de ASESONDEL, ASEDEMASA, ASEBAMPO, ASOPROCOMER, ASOFLORIDA, ASECOOPEMEP, ASOCOCA, ASEFEMSA, ASEAMWAY, ASDECEFA Y ASOAMAZON, hizo que la actividad fuera un éxito total.

Entre los árboles sembrados se encuentra el llamado corteza negra, el cual está en extinción.

Rosa María Muñoz, del Proceso de Gestión Ambiental de la Municipalidad de Santa Ana, comentó que “la recuperación del “Parque Dos” es un gran aporte no solo para los vecinos de Santa Ana, sino para todos los habitantes del país, pues nos permite avanzar hacia las metas de mitigación de la huella de carbono y la captura del oxígeno en beneficio de los seres humanos y animales.”

La idea de la campaña es que se sumen a la causa ambiental muchas manos solidaristas. El presidente de ASESONDEL, Allen Arce, participó junto a su hija y varios de los colaboradores de la asociación, quién comentó que “es muy importante este tipo de actividades para crear conciencia y enseñarle a los niños desde pequeños a participar.”

Lorena Fonseca, gerente de ASEDEMASA, fue otra de las participantes de la actividad, quién motivó también a sus compañeros. “Es muy bonito venir a hacer este tipo de acciones, realmente urge que el solidarismo se involucre aún más en el temas ambientales.”

Muñoz indicó a los participantes, la manera en que se debía plantar cada árbol, las medidas, el tiempo de crecimiento de los plantados, además de los cuidados que se les deben dar. “Estos árboles deben tener distancia, ya que como todo en la naturaleza, existe la ley del más fuerte, entonces el árbol que crezca más rápido va a extender sus raíces y follajes, y si está muy cerca del otro, podría rezagar el crecimiento de los árboles a su alrededor,” agregó.

Esta actividad fue posible gracias al financiamiento de varias asociaciones solidaristas dispuestas a dejar su huella verde en el planeta.

Impulsando el Día Nacional del Voluntariado Solidarista El MSC desde este año se ha comprometido con el ambiente, es por ello que espera que para el 2017, el proyecto esté más maduro. Pero ¿Cómo se logrará?

Mediante el departamento de comunicación del MSC, se utilizarán todas las herramientas disponibles para que el proyecto sea conocido por la mayor cantidad de solidaristas, además se creará equipos de trabajo que trasladarán la información a las demás asociaciones solidaristas del país. Para este punto es muy necesario trabajar de la mano con las federaciones de San José (FEDESAN), Cartago (FASOLCA), Alajuela (FEDEAL), Puntarenas (FEDEASPU), Heredia (FESOLDHE) y Guanacaste (FASOGUA), así también las federaciones regionales cómo la Región Occidente de Alajuela (FASOA) Perez Zeledón (FEASOPZ) San Carlos (FEDESCA).

“Tenemos que crear conciencia de la importancia de cuidar nuestros recursos naturales como el agua, recuperar espacios verdes para mitigar la emanación de dióxido de carbono, además de actividades básicas como la implementación de planes de reciclaje dentro de las mismas asociaciones,” comentó Monge.

Es un reto que el MSC ha decidido aceptar, y espera que con la ayuda de todos los solidaristas, se puedan crear más huellas verdes.