Confederación Nacional De Asociaciones Solidaristas Movimiento Solidarista Costarricense COMUNICAN

Rechazada moción que pretendía gravar la cesantía de los solidaristas

04 de abril, 2018

Durante la sesión de ayer por la noche, la Comisión que analiza la Ley del Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, aprobó la moción de revisión presentada por los diputados Edgardo Araya, Sandra Piszk, Paulina Ramírez, Maureen Fallas, Steven Núñez y Johnny Leiva. Seguidamente, se pasó a la discusión por el fondo de la moción presentada por el Diputado Solis Fallas que pretendía gravar con un impuesto del 15% la cesantía de aquellos afiliados a asociaciones solidaristas que superen el plazo de ocho años. Nos complace informar que dicha moción fue rechazada por el fondo.

Durante nuestra gestión se explicó a Diputados y Diputadas de la Comisión, así como a sus asesores, que esta propuesta causaría un grave daño al solidarismo, entre otras razones:

• Por el carácter regresivo de la tarifa impositiva afectando especialmente a las asociaciones solidaristas más pequeñas que son la mayoría.

• Porque afectaría no solo a las asociaciones del sector público como inicialmente se quiso establecer, sino a las del sector priv ado. • Porque significaría una reducción inmediata del patrimonio, de los excedentes, del capital de trabajo y de los créditos, con ello golpearía la sostenibilidad financiera y social de las asociaciones, especialmente de las más pequeñas.

• Desestimularía el ahorro y el incentivo para pertenecer a una asociación solidarista y con ello debilitaría un movimiento que es pilar de la estabilidad social, económica y p olítico del país.

• Es inconstitucional pues la reforma propuesta solo estaba dirigida a afectar a las asociaciones solidaristas y no a otras organizaciones que también administran la cesantía como las cooperativas de ahorro y crédito.

En CONASOL y el MSC, reconocemos que Costa Rica enfrenta un déficit fiscal estructural de sus finanzas públicas, que amenaza con la estabilidad y sostenibilidad de nuestro desarrollo. Esta precariedad financiera de nuestro sector publico afecta la inversión, el crecimiento económico, la distribución de la riqueza, la generación de empleo y representa uno de los principales obstáculos para la modernización y legitimidad del Estado costarricense.

Insistimos en que la reforma fiscal debe atenderse de manera integral, lo que implica considerar la recaudación, el gasto público, la administración tributaria y aduanera, incluyendo el combate a la evasión, la elusión y el contrabando, así como el financiamiento de la deuda pública a mediano y largo plazo.

El solidarismo ya hace un aporte al fisco, que este año pasado alcanzó US$45 millones y siempre ha estado dispuesta a discutir propuestas de reforma fiscal, cuyo impacto sea equilibrado y sostenible. Pero en este caso, gravar la cesantía es ni más ni menos, que un retroceso de una las conquistas más importantes de la clase trabajadora del país.

El ajuste fiscal no puede recaer en su mayor parte en los trabajadores, pues se está pretendiendo afectar sus salarios, sus ahorros, su cesantía y prácticamente todos los servicios que consume una familia promedio. Reiteramos que la reforma fiscal debe tener un lugar prioritario en la agenda nacional de desarrollo con visión integral y más comprensiva.

Posted in Accionar Solidarista on Apr 04, 2018